Sí, Perú es famoso en el mundo entero por destinos como Cuzco y Machu Picchu, la Amazonía o el Cañón del Colca, pero lo que muchos no saben todavía es que a lo largo de su costa Pacífica se encuentran increíbles playas para surfear, descansar o disfrutar de la mejor gastronomía de mar de la región. 
 
Desde destinos animados para mochileros hasta sitios acogedores y pequeños donde el sonido de las olas es el protagonista, este país cuenta con una increíble oferta que no puede perderse durante su visita. Nuestras recomendadas son:

1. Puntal Sal

Si viaja desde el norte, esta playa será el destino ideal para darse una buena bienvenida al país y un merecido descanso antes de comenzar con los lugares más movidos. 
 
 
Es conocida como una de las playas más hermosas de Perú gracias a su paisaje soleado la mayor parte del año, a la temperatura tibia de sus aguas y a la presencia de fascinantes arrecifes para practicar buceo.
 
De hecho, dada su cercanía con la más conocida playa de Máncora, muchas agencias de viaje ofrecen tours de un día para practicar estas actividades en Punta Sal, pero es muy probable que quiera quedarse más de una tarde en este lugar.  
 
Se puede llegar únicamente por tierra, aunque las ciudades más cercanas con aeropuerto son Piura y Túmbes

2. Máncora

Esta pequeña ciudad, que hace algunas décadas era un tranquilo pueblo de pescadores, se ha convertido en una parada obligada para los viajeros jóvenes que están recorriendo América del Sur. 
 
 
Las razones son varias, comenzando porque cuenta con muy buenas olas para los surfistas, algo que ya de por sí atrae a gente de todo el mundo gracias a las dinámicas relajadas y entretenidas que rodean a este deporte.
 
Además, está rodeada por atractivos naturales muy importantes como el Santuario Nacional Manglares de Tumbes o el Parque Nacional Cerros de Amotape, que si bien no están tan cerca, merecen un par de días de visita para aislarse por completo del ruido y conocer la fascinante biodiversidad de los manglares o el bosque seco.
 
Durante sus días en Máncora no le faltarán actividades por hacer, platos por probar, bares y cafés por visitar y gente por conocer. ¿Tentador verdad?
 
Esta es una lista de las mejores playas de Piura

3. Huanchaco, Trujillo

Estos dos destinos no pueden separarse, ya que aunque Huanchaco sea una ciudad independiente, forma parte del Área Metropolitana de Trujillo y es su balneario más visitado. 
 
 
Aquí uno de los principales motivos de visita también es el surf y, de hecho, aquí se celebra anualmente el Mundial de Longboard, un evento que convoca a miles de turistas de todo el mundo.
 
La zona también tiene sus atractivos particulares y muy interesantes, como la costumbres ancestrales de los pueblos Moche y Chimú que aún siguen siendo practicadas, entre las cuales destacan la navegación y pesca en caballitos de totora o la preparación del famoso ceviche, que según estudios es de origen mochica.
 
Por su parte, Trujillo cuenta con sitios arqueológicos impresionantes, como Chan Chan y las Huacas del Sol y de la Luna. Esta ciudad, la tercera más poblada del país, ofrece todas las comodidades para unas buenas vacaciones. 

4. Cerro Azul, Lima

Rodeada por cerros de tono azulado, esta es una de las playas más bonitas y concurridas de Lima durante la época de verano. 
 
 
Ubicado al sur de la capital, es otro destino donde verá muchas tablas de surf y a jóvenes viajeros disfrutando del sol o caminando por su imponente malecón.
 
Gracias a que también es el hogar de muchos pescadores, la oferta gastronómica es muy variada y, con el tipo de mariscos que se encuentra en Perú, siempre deliciosa.
 
La Punta del Fraile es uno de los sitios más concurridos del Distrito, tanto por deportistas como por los que quieren disfrutar de una buena vista, y otro atractivo que no puede perderse es el Complejo Arqueológico El Huarco, no tan cerca de las olas pero perfecto para conocer más sobre la historia de la zona. 
 
Y si está en la capital, no se pierda estos 5 planes para conocer Lima

5. Ilo

Se dice que en el sur de Perú no se encuentran buenas playas, pero Ilo rompe cualquier prejuicio cuando se llega a la famosa roca de Punta Coles y se comparte el espacio con pelícanos o lobos marinos. 
 
 
Esta ciudad portuaria es de gran importancia económica para el país y su fuerte no es el turismo, aunque cuenta con playas bastante concurridas, en su mayoría por turistas nacionales.
 
Sin duda, la más impresionante es Punta Coles, que en realidad más que una playa es una formación rocosa con acantilados, rodeada de islotes y otras rocas más pequeñas donde el mar reviente a toda hora, generando la atmósfera tan misteriosa y atrayente de este tipo de lugares.
 
Sus características particulares han dado paso a un ecosistema encantador, en el que coexisten animales como pingüinos, piqueros, gaviotas, murciélagos, nutrias marinas, pulpos, entre muchas otras. 
 
Para llegar a Ilo la ciudad con aeropuerto más cercana es Tacna. De allí el viaje por carretera toma unas dos horas aproximadamente.