Los trucos sobre cómo encontrar vuelos baratos por internet abundan. Basta con una simple consulta en google para que en cuestión de segundos tengas cientos y cientos de tips y consejos que prometen ayudarte a conseguir la mejor oferta para tus próximas vacaciones. Sin embargo, como ocurre casi siempre, entre estos consejos hay un poco de todo: cosas que son del todo ciertas, cosas que ocurren de vez en cuando y conjeturas totalmente falsas.

Como metabuscador de vuelos, nuestro objetivo en Viajala es ayudarte a encontrar la mejor oferta disponible para tu viaje; es por eso que a la hora de desmitificar falsas creencias respecto al tema, somos los mejores.

Existen muchos mitos y verdades para encontrar vuelos baratos en Internet, pero a continuación vamos a tratar los más comunes de todos. Si se te ocurre algún otro, o si tienes alguna duda, no dudes en escribirnos a través de nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

1. El mejor día de la semana para comprar es el martes

Falso. El día de la semana en el que compres los vuelos no tiene nada que ver con el precio de los pasajes. Lo que sí influye es el día de la semana en el que vas a viajar, ya que es no es lo mismo viajar un sábado que hacerlo un martes, por ejemplo.

Hoy en día los precios de los billetes de avión siguen un complejo algoritmo que tiene en cuenta aspectos como: el número de asientos disponibles en el vuelo, el tiempo, los precios de la competencia, los eventos y festivales, la popularidad del destino etc. Dichos aspectos son los que determinan el costo del vuelo, no el día en el que hagas la búsqueda.

Lo mismo ocurre con la hora en la que reservas el vuelo. Es un mito aquello de que la mejor hora para reservar es a las 12 de la noche, ya que las aerolíneas no tienen un momento fijo del día al que cambien sus tarifas.

2. Las cookies de tu navegador hacen que aumente el precio del pasaje

Esta otra de las grandes mentiras en el mundo de los pasajes de avión.

No hay ninguna evidencia que demuestre que las cookies hagan aumentar el precio de los vuelos por los que te hayas interesado.

Independientemente de la duración de la vida de la cookie (que puede ser desde una sesión a varias semanas), esto no afecta al precio de los billetes de avión, ya que los metabuscadores como Viajala solo muestran los precios que le facilitan sus diferentes partners. Además, la sesión de cada usuario es totalmente anónima hasta que visita la página web del proveedor del vuelo.

3. Los pasajes comprados al último minuto tienen más descuentos

Es uno de los peores mitos para el bolsillo del viajero.

Pensar que al último momento vas a encontrar una super oferta es un error. No olvides que entre más cerca es la fecha del viaje, menos asientos habrán disponibles y más costosos serán los pasajes. Aunque es cierto que, en unas pocas ocasiones, las aerolíneas deciden llenar el avión a toda costa y bajan sus precios; lo habitual es que las plazas se vayan agotando con el pasar de los días y los billetes restantes se encarezcan sin excepción.

4. Es mucho más barato volar a aeropuertos grandes

Esto podría describirse como una verdad a medias.

En general, es cierto que volar a aeropuertos principales suele ser un poco más barato, sin embargo, no dejes de comprobar los precios de los vuelos a aeropuertos regionales. En ocasiones, estos aeropuertos se encuentran mucho más cerca de nuestro destino que el aeropuerto principal, lo que te ahorraría bastante en transporte. Además, a veces al pensar que será carísimo volar al regional, ni siquiera coparamos todos los precios de los vuelos, lo que de por sí ya es un error.

Siempre es mejor comparar todas las opciones. En Viajala, por ejemplo, puedes filtrar los resultados por aeropuerto para así elegir la mejor opción.

5. La fecha del vuelo no tiene nada que ver con el precio

Falso. La fecha es uno de los factores más determinantes en el precio de un vuelo. Y es que no es lo mismo viajar un fin de semana a Cusco que hacerlo entre semana. Quizás la experiencia sea similar, pero en definitiva el costo del vuelo no lo es. Ya que las aerolíneas saben que los viajes en fin de semana o en meses específicos son considerados viajes de temporada que atraen mucho a los viajeros, por lo que es lógico que el precio del pasaje aumente un poco.