Rodeado de bosques nubosos, yacimientos arqueológicos y paisajes realmente encantadores, la ciudad de Chachapoyas, capital del departamento del Amazonas, es una de las más bellas del norte  peruano, y uno de los rincones más hermosos del país, que debería ser visitado por todo tipo de viajeros.
 
Sin embargo, debido que hasta hace poco la única manera de visitarla era por tierra, en un viaje bastante largo, la ciudad no era uno de los destinos más populares.
 
Afortunadamente, gracias a los vuelos directos entre Lima y Chachapoyas, de la aerolínea Atsa Airlines, ahora es posible llegar más rápido al Amazonas y disfrutar de todas las bellezas que esconde.
 
Es por eso que a continuación vamos a darte una breve guía sobre cómo llegar a Chachapoyas y algunas recomendaciones de sitios que no te puedes perder en tu viaje.

¿Cómo llegar a Chachapoyas?

Puedes llegar en un vuelo directo Lima-Chachapoyas con Atsa Airlines por US$250 ida y vuelta, aproximadamente.
 
Si no vives en Lima, otra opción es tomar un vuelo a Jaén con Latam y luego un bus hacia Chachapoyas. El recorrido dura unas 3 horas.

¿Qué lugares visitar en Chachapoyas?

La ciudad tiene muchísimas opciones, aquí te contamos nuestras favoritas

1- Complejo Arqueológico de Kuélap

Kuélap es una fortaleza construida íntegramente con piedras, entre los siglos XI y XVI d.C. Muchos lo consideran el “Macchu Picchu del norte”, y se le considera la mayor herencia de la cultura Chachapoyas.
 
 
El complejo arqueológico está localizada en la cima del cerro Barreta, en la parte alta del valle del río Utcubamba, en la provincia de Luya, a poco más de 70 kilómetros al suroeste de la ciudad de Chachapoyas.

2- Cataratas de Gocta

Gocta es una de las cataratas más altas del mundo. Está dividida en dos caídas que llegan a los 771 metros de altura. Se puede acceder a ella a través de una caminata de 6 kilómetros en la cual podrás observar la frondosa vegetación que la rodea y diferentes especies que habitan en lugar.
 
Foto: marktucan
 
Para llegar a las Cataratas desde la ciudad, tienes dos opciones por los poblados de Cocachimba o San Pablo, ambos ubicados a una hora de distancia de Chachapoyas.
 
La diferencia entre una ruta y la otra, es que la primera tiene una duración aproximada de 6 horas ida y vuelta hacia las cataratas, y debes atravesar un bosque cubierto por la niebla.
 
Mientras que la segunda es más larga debido a que el camino está lleno de ascensos y descensos que podrían ser más complicados para las personas que no están acostumbrados a hacer ese tipo de recorridos.
 
La mejor época para visitar las cataratas en entre junio y septiembre, pues las lluvias son más escasas en esa época.

3- Valle Huaylla Belén

Ubicado en la provincia de Luya, este Valle posee alrededor de 6.338 hectáreas y 200 mil metros cuadrados de extensión.
 

VALLE BELEN LUYA

Se le conoce como Serpiente de Plata debido a la forma curveada de sus campos y del río que lo rodea.  
 
Allí podrás acampar, hacer pesca deportiva en los lugares autorizados, y avistar una gran diversidad de aves. Es un destino ideal para escapar de la rutina, respirar tranquilidad y aire fresco.
 
El Valle Huaylla Belén está a dos horas en bus desde Chachapoyas, y la mejor época para visitarlo es entre junio y octubre ya que hay pocas lluvias.

4- Mirador Luya Urco

También en la Provincia de Luya, podrás encontrar el Mirador Luya Urco, desde donde podrás disfrutar de una espectacular vista  de la ciudad de Chachapoyas, así como de los cerros Malcamal y Puma Urco.
 
 
Para llegar al mirador debes dirigirte hacia la Urbanización Santa Rosa, por la Avenida Ángela Sabarbeín.

5- Restos Arqueológicos de Yalape

Con una extensión de 4 a 5 hectáreas, los restos arqueológicos de Yalape, que constan de diferentes construcciones circulares, están ubicados en en Distrito de Levanto, a 21 kilómetros al sur de Chachapoyas.
 

Yálape

Tienen entre 700 y 900 años de antigüedad, y son los vestigios dejados por la cultura pre-inca que tuvo su asentamiento entre los años 1.100 y 1.300 d.C.
 
Las visitas sólo pueden hacerse durante el día, y la entrada no tiene ningún costo.